3 partes:Pulir las rayas levesLijar las rayas más profundasLimpiar y pulir el acero

El acero inoxidable es una opción excelente para la fabricación de utensilios y artefactos de cocina, lavabos, accesorios y otros objetos que se usan en los hogares y los centros laborales. Este es un material duradero que posee una apariencia moderna atractiva y que resiste las manchas y otros daños de forma grandiosa. Sin embargo, el acero inoxidable no es perfecto, ya que puede rayarse. Si bien las mellas, las abolladuras y las hendiduras profundas requerirán un cambio de piezas o los servicios de un profesional; podrás arreglar las rayas leves por ti mismo.

Parte 1

Pulir las rayas leves

  1. 1

    Identifica la dirección de los granos del metal. Lo más importante al reparar el acero inoxidable es frotar en la misma dirección de sus granos. Revisa el acero de forma minuciosa e identifica la dirección que la superficie parezca seguir; esta será la dirección de los granos.[1]

    • Si frotas en dirección contraria a la de los granos, esto puede empeorar las rayas. Esta es la razón por la que es tan importante conocer la dirección de los mismos antes de empezar.
    • Los granos suelen orientarse de un lado a otro (en sentido horizontal) o de arriba a abajo (en sentido vertical).
  2. 2

    Escoge un compuesto o limpiador no abrasivo. Hay algunos compuestos y limpiadores que pueden usarse para llenar y alisar las rayas muy leves en la superficie del acero inoxidable. Estos son algunos productos que puedes usar:[2]

    • un agente como Bar Keeper’s Friend
    • un compuesto pulidor (como el de Perfect-It)
    • un limpiador de acero inoxidable y cobre (como el de Revere)
    • una pasta dental blanqueadora
  3. 3

  4. 4

  5. 5

  6. 6

    Seca y revisa la superficie. Limpia la superficie con un paño de microfibra seco para eliminar toda humedad restante. Revisa la superficie del acero inoxidable para determinar si el tratamiento ha tenido éxito.

    • Vuelve a realizar el proceso de pulido si la raya se ha borrado un poco pero aún puede verse.
    • Si la raya aún puede verse con facilidad, podrías tener que adoptar medidas más drásticas, como lijar toda la superficie.

Parte 2

Lijar las rayas más profundas

  1. 1

  2. 2

    Humedece el producto para lijado. Los kits de eliminación de rayas incluyen un lubricante o un compuesto de pulido. Aplícales unas gotas de estas soluciones a los estropajos ásperos.[8] Si vas a usar una lija de grano 400, deberás remojarla en un tazón lleno de agua por unos minutos. Si decides usar un estropajo, tendrás que llenar un rociador con agua y rociar un poco la superficie del estropajo.[9]

    • El líquido o el compuesto actuará como un lubricante y ayudará al producto para lijado a desplazarse por la superficie del metal.
  3. 3

    Frota la superficie con el estropajo o la lija ásperos. Frota el producto para lijado en la superficie del acero inoxidable en una sola dirección (la misma de los granos del metal). Ejerce una presión leve pero uniforme en la lija o el estropajo. Emplea movimientos largos y uniformes.[10]

    • Será importante que frotes en una sola dirección, ya que si lo haces de un lado a otro de la superficie, esto puede crear abrasiones pequeñas en el metal.
    • Para garantizar que apliques una presión uniforme, deberás envolver el estropajo o la lija alrededor de un bloque de madera antes de empezar.
    • Podrás encontrar los granos si observas con atención el metal y determinas si la superficie sigue una dirección horizontal o vertical. Esta será la dirección de los granos del metal.
  4. 4

  5. 5

Cosas que necesitarás

  • compuesto no abrasivo
  • agua
  • paños de microfibra
  • lija
  • estropajos
  • rociador
  • vinagre
  • aceite

Acerca del artículo

Esta página se ha visitado 104 582 veces.

¿Te ha ayudado este artículo?


 



Source link

EcuTec Vida para tus sueños
Enviar