Telefónica prueba red LTE portátil para labores de rescate


Una mochila LTE Nano permite desplegar en cuestión de minutos una red de comunicaciones 4G a través de un dron con capacidad para trasmitir video a varios dispositivos. La red es útil en diversos ámbitos como retail, logística, hospitales u oficinas, entre otros.

Telefónica presentó un proyecto de una red móvil 4G miniatura, que montada en una mochila  y con un peso de menos de 3kg, proporciona cobertura de voz y datos a un grupo de personas en un área concreta.

El proyecto de innovación, denominado LTE Nano y previamente presentado en el Mobile World Congress 2017, es una de las implementaciones más pequeñas del mundo de una red autónoma 4G,  ya que se ejecuta en un hardware de tan sólo 40 gramos de peso. Además supone un paso destacado en los avances que el mercado está realizando en el desarrollo de productos de redes portátiles muy útiles en labores de rescate, emergencias, retail, logística, hospitales u oficinas, entre otras muchas.

En concreto, Telefónica hizo las demostraciones en tiempo real de la aplicación de redes portables 4G en labores de rescate y supervisión de infraestructuras críticas en una zona de Madrid. Allí empleó una mochila LTE Nano que permitió desplegar en cuestión de minutos una red de comunicaciones 4G a la que se conectó un dron con capacidad para trasmitir video mediante LTE y varios smartphones y tabletas con trasmisión de voz y datos.

En el caso de labores de rescate, la mochila portátil 4G proporciona la cobertura de comunicaciones de voz y datos a un grupo de rescate. Un Dron con una cámara de video HD realizó streaming de lo visto durante el vuelo y lo transmitió a los dispositivos de los operativos en tiempo real por el 4G proporcionado por la mochila. De este modo, por ejemplo, se facilita y acelera la localización de una persona desaparecida en lugares poco accesibles.

El mismo servicio puede prestarse en la supervisión de infraestructuras de difícil acceso, tanto de comunicaciones como de cualquier otro ámbito industrial, que implican tareas de cierta complejidad y riesgo y que consumen mucho tiempo.  En este caso, mostró la utilización de un Dron 4G para la supervisión de las antiguas antenas de seguimiento de comunicaciones satélite de Telefónica en Buitrago de Lozoya que, con sus 30 metros de diámetro y colocadas a más de 40 metros de altura sobre una infraestructura de varios cientos de toneladas, suponen un reto de supervisión por su complejidad y riesgo  cuando un operario tiene que realizar esta tarea de forma manual.

La solución LTE Nano ha sido realizada en colaboración con la compañía británica Quortus, que es el proveedor tecnológico que proporciona la solución software de red virtual 4G capaz de funcionar en equipamientos de tan pequeña escala.

Por otro lado, los escenarios de utilización de un dron transmitiendo video mediante 4G han sido desarrollados en colaboración con Accenture Digital, una de las primeras empresas en colaborar con Telefónica en el desarrollo de servicios innovadores que funcionan sobre redes portables 4G.



Source link

Deja un comentario