Evaluaos la Xbox One X, la súper consola de Microsoft con 4K


La que está llamada a ser la consola del año, la Xbox One X de Microsoft, pasó por nuestras manos y ahora podemos  ofrecer las  primeras impresiones.

Microsoft dio a conocer oficialmente la Xbox One X en el E3 del 2017, definiéndola como “la consola más potente de la historia“. Ante esto se puede esperar algo mejor que todo lo anterior, pero ¿en realidad es así?. Tras pasar las primeras horas con ella y con juegos 4K, éste es nuestro veredicto sobre la nueva en la Xbox One X.

Por separado, hemos comparado la Xbox One X con la PS4 Pro y también con la Xbox One S, por lo que trataremos de evitar hacer constantes referencias entre ellas.

Precios y disponibilidad

La Xbox One X se encuentra disponible ya en todo el mundo, con un precio recomendado de 499 dólares, tanto en grandes superficies como en tiendas especializadas y Amazon.
A aquellos que esperaban adquirir una de las consolas Xbox One X de Project Scorpio Edition anunciadas en Gamescom 2017, su stock está bajo mínimos. Es posible que puedas comprar alguna en sitios como eBay, pero probablemente terminarás pagando más de lo esperado.

Características y diseño

En cuanto al hardware para empezar, esta es la consola más pequeña que Microsoft haya fabricado. Y a pesar de que es solo un poco más pequeño que la One S, es notable considerando que es, de lejos, “la consola más poderosa del mercado”. Comparado con la PS4 Pro de Sony, la Xbox One X es elegante.

Su potencia viene dada por una APU de AMD, que es básicamente una CPU y una GPU en un mismo chip. La CPU de ocho núcleos personalizada es similar a la utilizada en la PS4 Pro, pero a una velocidad de reloj más alta (2.3GHz frente a 2.1GHz). Puede no ser innovador, pero es necesario para impulsar el mayor cambio en el hardware: la GPU.

La GPU AMD personalizada cuenta con 40 unidades de cómputo, cada una de ellas a 1172MHz. Este es un aumento considerable en la velocidad, especialmente cuando se compara con los 911 MHz de la PS4 Pro y confirma el reclamo de Microsoft de seis teraflops de potencia de la GPU. La GPU personalizada está respaldada por 12 GB de RAM GDDR5 (frente a 8 GB en PS4 Pro), 9 GB de los cuales están dedicados exclusivamente a juegos: los otros 3 GB están dedicados al sistema.

Pero, ¿qué significa eso para nosotros en casa? Esencialmente, la potencia gráfica debería ser un poco mejor que la nueva Radeon RX 580, que cuesta entre 250 y 300 dólares.

Y como cualquier GPU de PC decente, la Xbox One X necesita un sistema de refrigeración decente para que todo funcione de manera óptima, especialmente cuando se utiliza el modo de juegos en 4K. Para ello, la Xbox One X presenta un disipador térmico con un ventilador personalizado, lo que ayuda a mantener los componentes de la consola a una buena termperatura de funcionamiento, incluso con sus dimensiones increíblemente pequeñas.

El objetivo de incluir toda esa tecnología es entregar excelentes gráficos 4K a 60 fps (pero no en todos los juegos), y ese es realmente el principal atractivo de la One X. Los juegos 4K en la consola se muestras de manera soprendente, y es algo que describiremos con mayor detalle a continuación.

Los juegos 4K también contribuyen en gran medida a justificar ese precio de 449 dólares. Y no olvide que también hay una unidad de Blu-ray 4K: cosa que la PS4 Pro no tiene. Y para aquellos que no tienen conexiones de Internet súper rápidas que admitan la transmisión 4K de alta calidad (que, reconozcámoslo, es la mayoría de las personas), esto podría ser realmente útil.

Además, las dimensiones relativamente delgadas significan que debe poder instalar la consola en su mesa o mueble sin que sea notable. A diferencia de la PS4, la Xbox One X no parece ser compatible con la realidad virtual.

Microsoft no ha mencionado nada relacionado con realidad virtual en este momento, pero es la consola perfecta para proporcionar experiencias de realidad virtual de alto nivel. ¿Podríamos ver un auricular Xbox VR o soporte para auriculares VR existentes como el Oculus Rift en un futuro próximo? Por el momento, solo podemos esperar.

Sin embargo, sabemos que One X admite las resoluciones AMS FreeSync 2 y 1440p, lo que podría ser atractivo si estuviera planeando comprar un nuevo monitor y un juego compatible en lugar de un televisor grande.

Rendimientos

¿Por qué Xbox One X es tan popular? El rendimiento es fenomenal. Hemos utilizado la PS4 Pro con la calidad 4K habilitada desde su lanzamiento en el back-end de 2016 y simplemente no se puede comparar con lo que ofrece Xbox One X, especialmente con juegos gráficamente exigentes como Assassin’s Creed Origins.

Hemos jugado en la Xbox One X muchas cosas, incluyendo personajes como Lara Croft: Tomb Raider, Forza Motorsport 7, la Tierra Media: Shadow of War y Gears of War 4, y hemos quedado asombrados de los entornos gráficos alcanzados con niveles de gran detalle a valores de resolución 4K @ 60fps.

La diferencia entre lo que ofrece la Xbox One X y las consolas existentes es como comparar la noche y el día. Realmente es una hazaña impresionante cuando se considera el tamaño y el precio del dispositivo, frente a lo que supone la infraestructura asociada a un computador PC necesario para alcanzar este mismo rendimiento.

Mejora la experiencia de juego en líneas generales, alineándose con lo que experimentan los jugadores de PC de gama alta cuando reproducen los últimos títulos. Y al igual que los de PC, los juegos compatibles con Xbox One X pueden ofrecer múltiples opciones gráficas para brindarte la experiencia que deseas.

¿El único inconveniente? No tiene nada que ver con el poder. De hecho, tiene más que ver con el sistema operativo Xbox One de Microsoft que arrojó algunos errores durante el tiempo que la hemos estado utilizando. Es de suponer que esta faceta mejorará con el tiempo y a medida que se saquen nuevas actualizaciones.

Especificaciones

  • Microsoft Xbox One X
  • Procesador de octacore AMD personalizado de 2,3GHz
  • GPU AMD con 12 GB de RAM de tipo GDDR5
  • 1TB de almacenamiento
  • Bluetooth + Wi-Fi
  • 3x USB 3.0, salida de audio óptica
  • Unidad de Blu-ray 4K
  • HDR
  • Dimensiones: 300 x 239 x 61 mm

El veredicto

La Xbox One X es enormemente potente a pesar de su precio elevado. En comparación con el PC de juegos equivalente, tiene una excelente relación calidad/precio. En este momento, el atractivo está ligeramente limitado por la cantidad de personas que carecen de televisores 4K, pero si eres fan de Forza, Assassin’s Creed o Gears of War, entonces podría justificar su adquisición junto a un monitor o pantalla compatible.

En definitiva, la One X no es para todos los bolsillos, pero si tienes un televisor 4K que pueda aprovechar ese potencial en gráficos, experimentarás los juegos a un nuevo nivel de visualización.



Source link

Deja un comentario