Las Smartcities españolas, un boom de poco alcance


A pesar del enorme potencial, la madurez de las ciudades españolas con respecto a la implementación de proyectos inteligentes es media.

La aplicación de tecnologías en empresas de cualquier sector económico trae consigo múltiples beneficios y la mayoría de las veces, casi sin excepciones, se puede hablar de agilidad y ahorro de costos.

Las ciudades, por los requerimientos de gestión de activos y provisión de servicios a bien podrían considerarse empresas. Y como tal, la aplicación de herramientas tecnológicas puede ayudarles a mejorar su eficiencia en la gestión de ciudadanos y de los servicios que se les ofrecen.

Un estudio elaborado por la consultora KPMG en colaboración con Siemens concluyó que la aplicación de tecnología digital en la gestión de aguas, residuos, alumbrado, movilidad y edificación, pueden ayudar a ahorrar a los ayuntamientos españoles entre un 20% y un 60% de sus gastos.

Por áreas concretas, las plataformas de gestión de tráfico pueden ayudar a reducir entre un 15-30% los gastos derivados de la congestión del tráfico (cuyo costo anual en España se estima en 5.500 millones de euros) y las emisiones contaminantes entre 3.100 y 4.900 toneladas.

Otro segmento de gran importancia es el de la construcción. Tal y como revela el informe, los edificios consumen entre el 40-60% de la energía. Con sistemas de edificación sostenible el consumo de energía y agua puede reducirse un 30% y un 50%, respectivamente.

El área de gestión de agua y residuos es otra de las que puede beneficiarse de la aplicación de tecnologías. La instalación de sistemas inteligentes de monitoreo de presión y fugas pueden ayudar a reducir un 20% las pérdidas, lo que ahondaría en ahorros de 244 millones de euros. Las soluciones inteligentes para la gestión y tratamiento de residuos por su parte puede ayudar a reducir costos entre un 20-40%, además de ayudar a disminuir las emisiones, gracias a una gestión eficiente de las rutas de recogida.

El informe advierte de que, a pesar de los consabidos beneficios, la digitalización de las ciudades españolas está aún lejos de ser una realidad. El 71% de los encuestados cree que el grado de madurez de los servicios digitales en ayuntamientos es medio.

Las principales barreras que citan los entrevistados son el financiamiento (85%), la sostenibilidad y viabilidad de los proyectos (81%), la reorganización de los ayuntamientos (74%) y las trabas legales (71%).

Telefónica, líder en el negocio de smartcities

El estudio ‘Las geografías de la Smart City en España: análisis de redes de actores’ ha puesto cara a las empresas que ofrecen esta tecnología a las ciudades.

Según se desprende del documento, en España hay 553 empresas que ofrecen servicios y soluciones dedicados al desarrollo de ciudades inteligentes. La principal, por volumen, es Telefónica, que participa en proyectos de 17 ciudades. Le siguen Acciona, Indra y Philips con proyectos en ocho ciudades; Iberdrola y Tecnalia (7), Endesa (6) y Abertis Telecom, Ferrovial, IBM y Vodafone que ya han desplegado proyectos en cinco ciudades.

Las ciudades más grandes que destacan por su participación en proyectos de smartcities son Barcelona, Madrid, Málaga y Zaragoza. Entre las urbes medianas con más proyectos vinculados a la ciudad inteligente destacan Santander, Valladolid, Palencia, Vitoria y Pamplona.

Se estima que el mercado potencial de inversiones en ciudades inteligentes podrá alcanzar los 1.270 millones de euros, según datos de Frost & Sullivan que recige el estudio de KPMG y Siemens.



Source link

Deja un comentario